Empanada de pulpo (para vagos)

2016-08-21
publicidad
  • Raciones : 6/8
  • Tiempo de Preparación: 30m

A pocas personas no les gusta la empanada, ese suculento plato tradicional de Galicia y de la mayoría de las cocinas de los países de habla hispana, consistente en una fina masa de pan, masa quebrada u hojaldre, rellena con una preparación salada o dulce y cocida al horno o frita. El relleno puede incluir carnes rojas o blancas, pescado, verduras o fruta. Hasta ahí, estamos todos de acuerdo. Luego está que nos guste más o menos el relleno de las mismas.

Para mi todas (tanto las saladas como dulces) están exquisitas. Pero hay veces que no nos atrevemos a hacerlas y nos decantamos por las compradas (algunas, sobre todo las compradas en hornos de pastelería o en casas dedicadas a la confección de empanadas, exquisitas) pero siempre nos gusta a nosotros hacer nuestros “pinitos” en la cocina y sobre todo hacer una empanada que no nos dé mucho trabajo y cuyos ingredientes sean los que a nosotros nos gusten.

Esta receta que os traigo aquí es una receta un poco de “Falsarius”: todos los ingredientes son comprados, pero a su vez tuneados ¿Cómo? Muy fácil: compramos la masa para empanadas ya refrigerada o de hojaldre, como más nos guste. El resto de los ingredientes, también comprados, pero un poco “tuneados” por vosotros. Y además podemos añadir o quitar ingredientes, según nuestro gusto.

Hacedla, no tardareis más de 30 minutos en prepararla.

 

Ingredientes

  • 2 láminas de masa para empanadas (0 de hojaldre, al gusto), refrigeradas.
  • 2 botes de pisto (yo he utilizado el de la marca Hida)
  • 1 pata de pulpo cocida congelada
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 huevo para pintar
  • Sal y pimienta

Pasos

Paso 1

Volcamos en una sartén el contenido de los dos botes de pisto, añadimos la cucharadita de miel y un poco de sal y un pellizco de pimienta y lo mantenemos a fuego lento durante unos 10 minutos, revolviendo de vez en cuando.

Paso 2

Troceamos el pulpo previamente descongelado y lo añadimos a la fritada y lo tenemos cociendo otros cinco o diez minutos.

Paso 3

Una vez cocinado, echar la mezcla sobre un colador para que suelte toda el agua y la grasa y a la vez para que se atempere. Es mejor que el relleno no este caldoso y que este templado o frío para que no ablande la masa.

Paso 4

Cuando ya esté preparado el relleno, precalentar el horno a 180º, arriba y abajo (podemos utilizar el aire si lo tiene).

Paso 5

Extendemos una de las bases de la masa elegida sobre la bandeja que vayamos a meter en el horno, depositándola sobre el papel que traen en el envoltorio. Extendemos por encima la fritada preparada, dejando un dedo alrededor en los bordes, para que se pueda pegar bien.

Paso 6

Mojamos los bordes con agua y ponemos encima la otra base de masa, cubriendo toda la fritada. Pegamos los bordes aplastándolos con los dedos (o utilizadando un tenedor, como en las empanadillas). Batimos el huevo y pincelamos toda la empanada con él. Pinchamos en un par de sitios de la empanada con una aguja y hacemos un hueco un poco más grande en el centro de la empanada para que respire el contenido y no reviente (se llama chimenea).

Paso 7

La metemos en el horno a 180º durante 20 minutos, bajando la temperatura a 170º y manteniéndola otros 15 minutos más. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. La podemos comer templada o fría. Y también de un día para otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Calificación media de los miembros

(0 / 5)

0 5 0
Califica esta receta

0 personas calificaron esta receta

1.022

publicidad