Lasaña de salmón y espinacas

2014-04-15
publicidad
  • Raciones : 4
  • Tiempo de Preparación: 50m

Si hay un algún plato de pasta que gusta a casi todo el mundo y que puede llevar multitud de ingredientes, ese es la lasaña.
Su preparación e ingredientes varían según la región donde se prepare. Debido a la internacionalización de este plato ya ha dejado de ser la tradicional lasaña de carne picada, salsa de tomate y besamel, para pasar a tener ingredientes como verduras, pollo, atún, setas… y hasta en frío con mayonesa, en lugar de besamel… muy buena también, por cierto. La subiré algún día al blog
Esta es una receta para toda la familia, así que intentar hacerla, para comerla en familia. La podemos dejar hecha con anterioridad y solo para gratinarla antes de sacarla a la mesa. Eso sí, os recomiendo gratinarla en el último momento.

MIS SUGERENCIAS
-podéis cambiar el salmón por otro tipo de pescado: merluza, pescadilla…
-el salmón o pescado que vayáis a utilizar puede ser fresco o congelado y lo mismo os digo de las espinacas
-también podemos sustituir los quesitos en porciones por un par de medallones de queso de cabra. El sabor sera más fuerte, cuidado entonces con la sal.

Ingredientes

  • 1 paquete de pasta de lasaña (20 placas)
  • 400 g de salmón
  • 300g de espinacas
  • 1 paquete de queso rallado para gratinar (200 grs)
  • 1 pastilla de caldo de verdura
  • 4 cucharadas soperas de aceite
  • Una cucharada de mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de harina
  • 300 ml de leche
  • Nuez moscada
  • 3 quesitos en porciones
  • Sal y pimienta

Pasos

Paso 1

Encendemos el horno, precalentándolo, a 180º Ponemos una cazuela con agua y sal y cuando empiece a hervir echamos las espinacas. Las tenemos hirviendo 3 minutos si son frescas o el tiempo que indique el envase si son congeladas. Una vez cocidas escurrimos bien y reservamos.

Paso 2

Cocemos las placas de lasaña siguiendo las instrucciones del fabricante. Las escurrimos del agua una vez cocidas, añadimos agua fria para cortar el hervor y reservamos.

Paso 3

Limpiamos el salmón quitándole la piel (si la tiene), comprobamos que no tenga espinas y lo desmenuzamos en trocitos. Echamos sal y pimienta.

Paso 4

Para preparar la bechamel, ponemos en un cazo o sartén a calentar la mantequilla y el aceite y a continuación echamos la harina y removemos bien durante al menos tres minutos para que no se nos quede cruda. Vamos añadiendo la leche poco a poco (tiene que estar del tiempo o caliente, no de la nevera) Seguimos removiendo con las varillas para que no se formen grumos. Añadimos la pastilla de caldo y seguimos removiendo con las varillas para que se deshaga. Incorporamos los quesitos y mezclamos de nuevo para que se derritan bien. Cuando empiece a espesar la retiramos del fuego y echamos la nuez moscada al gusto. Comprobamos de sal y añadimos el salmón y las espinacas.

Paso 5

Montamos la lasaña. Pintamos de aceite el fondo de la bandeja y ponemos las placas de lasaña. Echamos una capa de la mezcla de la bechamel y cubrimos con otra placa de lasaña. Repetimos la operación hasta terminar con una capa de la mezcla de bechamel. Echamos por encima una buena capa de queso rallado. Metemos al horno unos 15 minutos a 180º. Si nuestro horno tiene aire, se puede poner.

Comentarios (2)

  1. Publicado por Lidia el 18/05/2019

    El salmón se echa en crudo a la bechamel?

    • Publicado por Porque yo lo guiso el 23/05/2019

      Hola Lidia. Si, el salmón lo echamos crudo en la bechamel, limpio de piel y espinas.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Calificación media de los miembros

(4 / 5)

4 5 2
Califica esta receta

2 personas calificaron esta receta

11.114

publicidad