Pimientos rojos asados al ajillo (como los que comía cuando era niña)

2015-07-04
publicidad
  • Tiempo de Preparación: 1:20 h

Si hay un plato clásico del verano son los pimientos rojos asados. Unos pimientos morrones carnosos, bien asados, con un chorrito de aceite, es una delicia para el paladar.
Hay muchas maneras de asar los pimientos, desde hacerlos en el microondas, en la Thermomix, asándolos ya partidos en tiras… Yo los que os traigo aquí en esta receta son los que toda la vida, en verano, ha hecho mi madre en casa. Era la fuente que se ponía en la mesa casi todas las noches de verano, cuando se hacía una mesa común con los vecinos y cada uno aportaba lo que tenía, o lo que podía, para esas cenas de vecinos, pero todos juntos, como una gran familia, en el patio de la casa de mi abuela, una típica corrala del Madrid castizo. Son los pimientos de mi niñez.
Y si hay que añadir algo más de los pimientos os diré que es una verdura de elevado contenido en vitamina C, muy ricos en fibra vegetal (favorecen el tránsito intestinal), en sustancias minerales y un bajo aporte calórico.

Ingredientes

  • 4 pimientos rojos grandecitos (de los llamados “morrones”)
  • 6 dientes de ajo gordos
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • ½ cucharita de café de cominos en polvo
  • Unas gotas de vinagre (al gusto)
  • Sal

Pasos

Paso 1

Precalentar el horno a 200º. Mientras lavar y secar los pimientos. Ponerlos enteros en la bandeja del horno y echarles por encima un chorrito de aceite. Meter la fuente en el horno, con calor arriba y abajo. Si vuestro horno tiene aire, podéis utilizarlo. En el momento de meter los pimientos en el horno, bajar la temperatura a 180º. Mantenerlos asándose durante 40 minutos. Pasado este tiempo darlos la vuelta y mantenerlos otros 30 minutos más. Apagar el horno y dejarlos enfriar dentro.

Paso 2

Una vez fríos los pimientos los sacamos del horno y los pelamos. Los abrimos por la mitad, quitando las simientes. Vamos echándolos en un recipiente. Reservamos el líquido que han soltado los pimientos al asarlos.

Paso 3

En una sartén ponemos el aceite y en frio echamos los ajos partidos en láminas finas y llevamos al fuego. Cuando empiecen a tomar color los ajos, retiramos del fuego y echamos los ajos y el aceite de freírlos por encima de los pimientos. Añadimos el líquido del asado, sal, los cominos molidos y el vinagre. Removemos bien para que todos los ingredientes queden mezclados y guardamos en la nevera un par de horas antes de comerlos. Mejor de un día para otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Calificación media de los miembros

(5 / 5)

5 5 1
Califica esta receta

1 personas calificaron esta receta

778

publicidad