Albóndigas de quinoa

2016-09-27
publicidad
  • Tiempo de Preparación: 40m

Últimamente todos hemos oído hablar de la quinoa. Un alimento considerado un pseudo cereal, ya que aunque no es un cereal, su alto contenido en almidón hace que se emplee de la forma en la que habitualmente se utilizan los cereales. Por su alto contenido en fibra y su mayor aporte proteico respecto a los cereales, la quinoa tiene un bajo índice glucémico, lo que es ideal para personas con diabetes o que desean adelgazar comiendo sano. Nutricionalmente es un alimento excepcional, muy completo y, a la vez de fácil digestión y es de gran ayuda para controlar los niveles de colesterol en sangre, ya que su fibra y sus lípidos insaturados favorecen el perfil lipídico en el organismo.

Se pueden emplear en recetas de todo tipo, tanto dulces como saladas, y podemos utilizarlo cocido, molido o tostado…

Normalmente el tiempo de cocción es de 15 o 20 minutos, pero una buena indicación de que está hecha es que empiezan a aparecer unos rabillos blancos que nos indican que la quinoa está cocida.

Hoy os traigo unas riquísimas albóndigas de quinoa con verduras. Además de fáciles, son económicas, se pueden hacer de un día para otro, y se pueden llevar en un tapper al trabajo.

Seguiré probando y prometo traeros más recetas de quinoa. Un mundo y no solo para los vegetarianos.

El acompañamiento de estas albóndigas, si queréis hacerle, puede ser una simple pero sabrosa salsa de tomate casera, mayonesa o salsa de soja.

Animaos. Estaréis cocinando y comiendo sano.

Ingredientes

  • 200 gramos de quínoa blanca
  • 1 litro de caldo de verduras (puede ser casero, de brick o una pastilla de caldo)
  • 2 zanahorias
  • Media cebolla (o cebolleta)
  • Un puñado de judías verdes (pueden ser congeladas)
  • 100 gramos de champiñón laminado (o setas)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (para rehogar las verduras)
  • 1 huevo
  • 4 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • Un par de pellizcos de curry (optativo)
  • Aceite de girasol para freír
  • Pan rallado para rebozar las albóndigas
  • Sal

Pasos

Paso 1

Pon la quínoa en un recipiente con agua fría, y lávala con las manos, frotando los granos. Escurrir en un colador tupido y echarla en el caldo de verduras que estará hirviendo. Mantener así unos 15 minutos hasta que veáis que el grano se abre. Una vez cocida escurrir bien y reservar.

Paso 2

En una sartén echar el aceite de oliva y añadir las verduras cortaditas para rehogarlas. Dejar pochar a fuego suave durante 10/15 minutos.

Paso 3

Añadir a la quínoa ya cocida las verduras rehogadas. Mezclar bien. Añadir el huevo batido y mezclar de nuevo. Añadir el curry y un poco de sal y volver a mezclar.

Paso 4

Trocear el pan de molde e irlo añadiendo a la mezcla de la quínoa con ayuda de un tenedor, con el fin de que se integre con todos los ingredientes y los espese. No es necesario añadir todo el pan. Dependerá de lo que vaya espesando. Dejar reposar 10 minutos.

Paso 5

Ir formando con ayuda de dos cucharas las albóndigas. Poner en un recipiente pan rallado e ir echando ahí las albóndigas para rebozarlas.

Paso 6

Poner a calentar abundante aceite de girasol y cuando este caliente echar las albóndigas y dejar que se frían y tomen un color dorado. Sacarlas y ponerlas a escurrir sobre papel de cocina. Servirlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Calificación media de los miembros

(5 / 5)

5 5 1
Califica esta receta

1 personas calificaron esta receta

976

publicidad