Tarta de queso (otra más)

2014-02-26
publicidad
  • Raciones : 8/10
  • Tiempo de Preparación: 60m

Si hay un postre socorrido éste es la tarta de queso. Gusta a casi todo el mundo, es fácil de hacer, no necesita horno, los ingredientes no son caros… y, por último, el acabado y la presentación suelen quedar estupendos.

La base de todas las tartas de queso es la misma, pero siempre hay algún elemento que varía de las otras.

Bueno, a vuestra elección hacer la que más os guste.

 

Ingredientes

  • 150 g de galletas tipo digestive
  • 70 g de mantequilla
  • 200 ml de nata para montar
  • 1 bote pequeño de leche condensada
  • 400 g queso blanco (tipo Philadelphia) a temperatura ambiente
  • 1 paquete de preparado para flan (para 4 raciones)
  • 1 bote de mermelada de arándanos
  • 4 hojas de gelatina
  • Zumo de medio limón
  • 3 cucharadas de azúcar

Pasos

Paso 1

Para preparar la base de la tarta trituramos las galletas con ayuda de un robot de cocina, o metiéndolas dentro de una bolsa y pasando por encima un rodillo, hasta obtener un polvo de galleta fino.

Paso 2

Derretimos la mantequilla y mezclamos con la galleta en polvo. La consistencia debe quedar como arena mojada.

Paso 3

Cubrimos la base de un molde desmontable de 20 a 24 cm con papel de hornear, distribuimos encima la masa de galleta, presionando bien con la mano o con una cuchara e introducimos en el congelador mientras preparamos el relleno de la tarta de queso.

Paso 4

Batimos el queso blanco en un bol con unas varillas hasta conseguir una mezcla blanda de consistencia pomada. Reservar.

Paso 5

Poner a hidratar en agua fría las hojas de gelatina.

Paso 6

Ponemos en un cazo el preparado de flan con la nata y el azúcar. Removemos con energía con unas varillas hasta que se haya disuelto el sobre de flan y no haya grumos. Llevamos a fuego suave sin dejar de mover. Añadimos el bote de leche condensada. Subimos el fuego y seguimos removiendo sin parar hasta que hierva (puede tardar unos 10 minutos). Retiramos del fuego.

Paso 7

Añadimos a esa crema el queso blanco batido y seguimos mezclando con energía. Añadimos dos hojas de gelatina hidratadas y removemos hasta que queden todos los ingredientes unidos. Vertemos la crema sobre la base de galleta que teníamos preparada. Metemos en la nevera mientras hacemos la cobertura para que vaya tomando consistencia.

Paso 8

En un cazo preparamos la cobertura mezclando cuatro cucharadas de mermelada de arándanos (puede ser de moras o fresas) con dos cucharadas de zumo de limón. Se mezcla bien y se pone a fuego suave. Cuando comience a hervir se añaden dos hojas de gelatina hidratadas y revolvemos para que quede toda la mezcla homogénea. Reservamos hasta que se enfríe.

Paso 9

Sacamos la tarta de la nevera y la echamos por encima la cobertura de mermelada. Volvemos a meter en la nevera hasta que cuaje. Mejor de un día para el otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Calificación media de los miembros

(5 / 5)

5 5 1
Califica esta receta

1 personas calificaron esta receta

998

publicidad