Tarta fría de albaricoques y queso

2014-06-19
publicidad
  • Raciones : 4/6
  • Tiempo de Preparación: 20m

Hay que aprovechar la estación natural de cada fruta o verdura, porque cuando la comemos o cuando la guisamos está en su punto justo de maduración y sabor.  Eso pasa con los albaricoques. Una fruta de temporada de verano y calor por excelencia y en cuyas variedades podemos encontrar aromas diferentes.

Esta vez he hecho una tarta fría, sin horno, cómoda y superfacil de hacer a la que he incorporado los albaricoques.  Es una tarta muy fresca, ideal para dar el broche final a una comida de un día caluroso.

Yo he puesto poco azúcar, porque me gusta el contraste de la acidez del albaricoque con el queso, pero vosotros podéis añadirle más azúcar. Yo os pongo en los ingredientes tres cucharadas soperas de azúcar, pero podéis, perfectamente, añadirle más.

El molde en donde he hecho la tarta es de 20 cms. Si vuestro molde es de más centimetros, os quedara más baja de grosor.

Espero que os guste.

Ingredientes

  • 1 kilo de albaricoques maduros
  • 20 galletas tipo Digestive
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 tarrina de queso tipo Philadelphia de 200 grs.
  • 1 tarrina de queso fresco batido de 200 grs. (yo utilizo el de marca Hacendado de Mercadona)
  • 5 láminas de gelatina neutra
  • 3 cucharadas soperas de azúcar (se puede añadir más azúcar si nos gusta más dulce la tarta)

Pasos

Paso 1

Lavar y partir los albaricoques por la mitad, quitándoles el hueso. Los albaricoques tienen que estar maduros.

Paso 2

Poner una sartén con una cucharada de mantequilla y cuando comience a derretirse, añadir los albaricoques. Darles unas vueltas para que se impregnen en la mantequilla, añadir el azúcar y dejar que se pochen un poco (unos 5 o 6 minutos) sin darlos muchas vueltas para que no se deshagan. Una vez pochados, retirar la sartén del fuego y dejar atemperar.

Paso 3

Por otro lado, triturar las galletas hasta convertirlas en harina, y añadirle mantequilla derretida hasta conseguir la consistencia de una pasta moldeable. Reservar un poco de galleta triturada para adornar la tarta a la hora de servir.

Paso 4

Con esa pasta de galleta cubrimos el fondo del molde, ayudándonos con una cuchara o con la mano para que quede lo suficientemente prensada en el fondo del molde para que sirva de base a la tarta. Esta base tiene que tener un grosor de unos dos centímetros.

Paso 5

Ir cubriendo la base de galleta con los albaricoques pochados, hasta que quede todo el fondo cubierto. No utilizar todos los albaricoques, solo para que cubran el fondo del molde. Reservar el resto.

Paso 6

Por otro lado, poner la hidratar las láminas de gelatina en un bol con agua fría.

Paso 7

Echar los albaricoques que te han sobrado en un recipiente y triturarlos con la batidora. Echar esta mezcla en un cacito que podamos poner al fuego y añadir las láminas de gelatina que ya estarán hidratadas. Darles unas vueltas con una cuchara hasta que la gelatina esté completamente integrada en el puré de melocotón.

Paso 8

En un recipiente echar los quesos y el puré de melocotón. Mezclar todo bien con la ayuda de unas varillas. Echar esta mezcla en el molde, encima de la base de galletas, y meter en la nevera para que cuaje, mínimo cinco horas. Lo ideal es hacer esta tarta la víspera. Servir espolvoreando por encima un poco de la galleta triturada que hemos reservado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Calificación media de los miembros

(5 / 5)

5 5 1
Califica esta receta

1 personas calificaron esta receta

1.422

publicidad