Cogollos de lechuga con ajos (a la cordobesa)

2016-09-05
publicidad
  • Raciones : 4/6
  • Tiempo de Preparación: 10m

La primera vez que probamos estos cogollos fue en Córdoba, y por casualidad. Hicimos una parada (veníamos de Granada) y buscamos un bar donde tomar una cerveza. Os estoy hablando de hace 40 años!! Y dimos con uno en cuya terraza se estaba estupendamente y en el que la gente pedía “lechugas fritas”. Nos pareció curioso el nombre y las lechugas que veíamos y lo pedimos.  Nuestra sorpresa no tenia nombre. No eran lechugas, por supuesto, eran cogollos y ¡¡estaban exquisitos!! Nos pasamos un montón de tiempo acordándonos de ese plato. Habíamos pedido sin saberlo uno de los platos más famosos de Andalucía.

Al cabo de los años volvimos a Córdoba (hace unos 4 años) y buscamos el bar de las “lechugas fritas” y dado que el bar estaba en una plaza con unos baños árabes famosos, nos resulto fácil localizarlo. Volvimos a probar los cogollos y seguían estando exquisitos.

Independientemente de la receta, creo que la materia prima tiene mucho que ver. Yo he tardado en dar con unos cogollos tiernos, que, si no son como los cordobeses famosos, se parecen mucho. Son los cogollos denominados “baby”

Esta receta es muy simple y muy facil de hacer y espero que os guste tanto como nos gusta a nosotros.

Ingredientes

  • 8 cogollos de lechuga (yo utilizo los denominados “baby”).
  • 8 dientes de ajo.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal gorda.

Pasos

Paso 1

Cortamos los cogollos en 4 trozos, a lo largo. Lavamos, escurrimos y secamos con papel de cocina.

Paso 2

Colocamos en una bandeja redonda en espiral con el tallo hacia el borde del plato. Echamos la sal gorda por encima.

Paso 3

Pelamos los ajos y cortamos en láminas muy finas.

Paso 4

Ponemos una sartén al fuego con dos cucharadas de aceite de oliva virgen por cada trozo de cogollo. Cuando esté caliente echamos los ajos y dejamos que se doren (cuidado que no se quemen)

Paso 5

Cuando los ajos empiecen a tomar color apartamos del fuego la sartén, echamos el pimentón, damos unas vueltas rápidas con una cuchara y echamos el aceite caliente con los ajos sobre los cogollos. Servimos inmediatamente.

Paso 6

La mejor forma de comerlos, sin protocolos y sin complicarnos la vida, es coger el rabillo del trozo del cogollo con los dedos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Calificación media de los miembros

(0 / 5)

0 5 0
Califica esta receta

0 personas calificaron esta receta

4.062

publicidad